listado alfabético
búsqueda
       
 
   
historia
fuentes de investigación



  sugerencias

  Abstracción Geométrica        

Historia
Las investigaciones geométricas, asociadas al rigor matemático y a la simplificación de la forma, orientan una significativa parte del arte abstracto del siglo XX. Las primeras realizaciones de esa vertiente del arte abstracto remontan a las vanguardias europeas de las décadas de 1910 y 1920: el constructivismo ruso, la experiencia de la Bauhaus, el suprematismo de Kazimir Malevich y el neoplasticismo de Piet Mondrian y Theo van Doesburg.

La ideología libertaria que orienta las vanguardias en general adquiere aspectos particulares en Rusia, con la revolución de 1917. La sociedad proyectada en el contexto revolucionario moviliza a los artistas en torno a producciones concretas para el pueblo. La pintura y la escultura están pensadas como construcciones - no como representaciones -, cercanas a la arquitectura en términos de materiales, procedimientos y objetivos. El constructivismo, 1913, acerca los relieves tridimensionales de Vladimir Evgrafovic Tatlin, la obra de Alexander Rodchenko y los trabajos de los hermanos Antoine Pevsner y Naum Gabo, signatarios del Manifiesto Realista de 1920, que bajo la influencia de Malevich defienden un arte libre de finalidades prácticas y comprometido con la pura visualidad plástica. El suprematismo, fundado en 1915 por Malevich, rompe con la idea de imitación de la naturaleza, las formas ilusionistas, la luz y color naturalistas, y las referencias al mundo objetivo. Se trata de investigar la estructura de la imagen con la ayuda de formas geométricas básicas - cuadrado, rectángulo, círculo, cruz y triángulo - y de una pequeña gama de colores. Refiérase, entre otros, a Quadrado Preto Suprematista [Cuadrado Negro Suprematista], 1914/1915 y Quadrado Branco sobre Fundo Branco [Cuadrado Blanco sobre Fondo Blanco], 1918.

Las investigaciones geométricas conocen otra inflexión de la nueva plástica en la pintura sistematizada por los holandeses Piet Mondrian y Theo van Doesburg en las páginas de la revista De Stijl [El Estilo], 1917. Esa plasticidad rechaza la idea de arte como representación, extinguiendo el espacio pictórico tridimensional. Además, rechaza la línea curva, el modelado y las texturas, y prescinde de los detalles y de la variedad de la naturaleza, buscando el principio universal bajo la apariencia del mundo. Menos que expresar las cosas naturales, el nuevo arte anhela, según Mondrian, la expresión pura de la relación, según se observa en las composiciones del artista construidas con mínimos elementos: la línea recta, el rectángulo y los colores primarios - azul, rojo y amarillo - además del negro, blanco y gris.

La Bauhaus, fundada en 1919 por Walter Adolf Gropius, atrae a artistas de distintas procedencias: Van Doesburg, Wassily Kandinsky, Paul Klee, László Moholy-Nagy y otros. Pese a las orientaciones de la escuela, los planteamientos característicos de la Bauhaus - tendencias constructivistas seguidas con un máximo de economía y atención a las especificidades de los materiales - permiten observar las afinidades con el constructivismo ruso y con el grupo de artistas holandeses vinculados a De Stijl. En Inglaterra, la abstracción geométrica tiene lugar en la estela de las investigaciones constructivistas llevadas a cabo por el grupo Circle, en la década de 1930, en obras como las del pintor Ben Nicholson. El grupo proyecta contornos sobre la base del diálogo con la nueva plasticidad de Mondrian, las investigaciones de Malevich y el constructivismo ruso de N. Gabo, integrante del Circle. En ese periodo, la escena francesa conoce el desarrollo del arte abstracto geométrico en trabajos de artistas vinculados al Cercle et carré [Círculo y cuadrado], como Joaquín Torres-García. El énfasis en las investigaciones geométricas se mantienen en el Abstraction-Création [Abstracción-creación], grupo que sucede el Cercle et Carré, en 1931.

El periodo que sucede la Segunda Guerra Mundial, 1939-1945, es tomado por despliegues del arte abstracto, en Europa y en los Estados Unidos, que dialogan críticamente con las vanguardias anteriores. Las orientaciones geométricas conviven con otras, muchas veces en la obra de un solo artista, lo que dificulta las clasificaciones rígidas. Es posible, por ejemplo, ubicar tendencias geométricas en obras de Barnett Newman y Mark Rothko - frecuentemente descritas como colour field paiting [pintura de campo de color] -, si bien ellos rechazan el título de abstracción geométrica y se apartan de las premisas geométricas de Mondrian. Dice Newman: "Sólo un arte de no geometría puede ser un nuevo comienzo". De la misma manera, el uso de principios geométricos por Frank Stella o Kenneth Noland - reunidos bajo el término pintura hard-edge [rincón duro], debido a los contornos marcados de los lienzos -, no deben conducir a que se los encapsule en el título. A su vez, en el minimalismo de los años 1960 y 1970 es posible verificar un énfasis geométrico en obras de Donald Judd, Ronald Bladen y Tony Smith, lo que no es válido para el minimalismo como una totalidad.

En Brasil, el arte abstracto geométrico se evidencia por medio del movimiento concreto de São Paulo - Grupo Ruptura, creado en 1952 por Waldemar Cordeiro, Lothar Charoux, Geraldo de Barros, entre otros - y de Río de Janeiro - Grupo Frente, formado en 1954 por alumnos de Ivan Serpa, en el que participan artistas como Lygia Clark, Lygia Pape, Hélio Oiticica y Franz Weissmann. Las divergencias entre Río de Janeiro y São Paulo se explicitan en la Exposição Nacional de Arte Concreta [Exposición Nacional de Arte Concreto] (São Paulo, 1956, y Río de Janeiro, 1957), inicio de la ruptura neoconcreta, en 1959, a la que se juntan Amilcar de Castro, Lygia Clark, Hélio Oiticica, entre otros. Los caminos de la abstracción geométrica no siempre coinciden con grupos organizados, pudiendo acompañarse en obras de distintos artistas, por ejemplo, en pinturas de Alfredo Volpi, Milton Dacosta y Cássio Michalany, o en esculturas de Sérgio de Camargo.



actualizado en 25/08/2009